Vicente Ortiz Abogados entra en el capital de la “startup” Jojoki

Fuente: Diario Sur

Prefieren definirse como un club de amigos, pero su composición y propósitos no son los propios de tales círculos. Empresarios, abogados y consultoras con base en la provincia y una sólida red internacional de networking, se han unido para invertir en “startups”, esto es, empresas jóvenes, que se distinguen por su perfil de riesgo y sus grandes posibilidades de crecimiento en campos relacionados con tecnología móvil, eficiencia energética, innovación aplicada al turismo y salud. No se andan con medias tintas, saben lo que quieren: apostar por iniciativas susceptibles de romper nuestras fronteras.

Startup-Blog

El club, que se integra bajo el paraguas de la empresa Ronda Mountain Think Tank (RMTT), con sede en una gran finca de la ciudad del Tajo, no solo pone encima de la mesa el capital, sino también recursos y lo más importante, su red de contactos.

«Somos una especie de aceleradora de empresas porque apoyamos a los emprendedores a través de mentores y cursos para que proyectos, preferentemente malagueños, que sirven a la sociedad, sean globales y lleguen a cualquier punto del mundo», explica Vicente Ortiz, abogado marbellí y gerente de RMTT, en el que se integran profesionales de un alto perfil. Entre ellos, Ignacio Pérez, vinculado al desarrollo de negocio de La Zagaleta; el británico Stanley Fink, exdirector general de Man Group; o David Heinemeier, padre del lenguaje de programación del que se vale Twitter o la red de compras con descuento Groupon.

Desde 2012, cuando nace RMTT, más de 150 empresas han pasado por la sede rondeña buscando asesoramiento o financiación, pero no ha sido hasta octubre pasado, tras aprobarse la Ley de Emprendedores, que contempla grandes beneficios fiscales para los inversores, cuando nació el club.

Los primeros en beneficiarse de tan atípico círculo inversor han sido Juan Luis Suárez y Carlos Sánchez, dos emprendedores que desde Málaga llevaban más de un lustro intentando vender sus productos relacionados con aplicaciones tanto para móviles y juegos como para entornos digitales en televisión.

Red de contactos

Estos treintañeros son los responsables de las aplicaciones interactivas de la serie “Isabel” que emite TVE y de una curiosa web para la Red de Paradores Nacionales, que todavía no ha visto la luz, y que sugiere al usuario el destino más apropiado en función de su estado de ánimo. Con proyectos como éstos han sobrevivido hasta que el club de inversores reparó en ellos, estudió su propuesta y se decidió a invertir un 30% del valor de la empresa, bautizada hace unas semanas como Jojoki.

«Nuestro objetivo no es solo convertirnos en un mero inversor que inyecte capital, sino aportar toda nuestra red de contactos para hacer crecer la empresa», explica Ortiz. Los hechos hablan por sí solos: La firma no ha hecho más que echar a andar, pero los mentores propiciaron hace unas semanas un encuentro entre los ideólogos de Jojoki y representantes de algunas de las productoras nacionales y cadenas hoteleras más importantes del país.

En este proyecto concreto se han involucrado como inversores el propio Ortiz a nivel personal; Fay&Co, una auditoría con presencia en más de cien países; además del propio creador de RMTT, que prefiere permanecer en el anonimato; Rodolfo Tiessler, exdirectivo de Accenture, una potente consultora tecnológica con presencia en el Parque Tecnológico de Málaga; y Pedro Cantero, un inversor del mundo del marketing y la publicidad.

El abogado asegura que desde el club han detectado un proyecto interesante, pero que lo que finalmente ha decantado la inversión ha sido el perfil de los emprendedores. «Apostamos más por los jinetes que por el caballo, aunque en este caso el producto es además muy novedoso porque ellos incorporan el factor emocional en todo lo que desarrollan».

Los “business angels” de RMTT son exigentes, de cada centenar de emprendedores que llaman a su puerta, acogen bajo sus alas uno o dos proyectos en los que a partir de ahora inyectarán además capital.